Psicología infantil y juvenil

¿En qué podemos ayudar?

PROBLEMAS EMOCIONALES Y CONDUCTUALES
  • Problemas de relación: timidez, dificultades en habilidades sociales, baja autoestima.
  • Miedos y posibles fobias.
  • Terrores nocturnos.
  • Agresividad, dificultad en el control de los impulsos.
  • Tristeza, luto.
  • TDAH.
  • Control de esfínteres.
DIFICULTADES DE APRENDIZAJE
  • Reeducaciones.
  • Bajo rendimiento escolar.
  • Técnicas y hábitos de estudio, trabajo atencional y organización.
  • Dificultad en alguna área específica de aprendizaje (dislexia, discalculia, etc).
  • Desmotivación por los aprendizajes escolares.
  • Rechazo escolar.
  • Altas capacidades.
INTERVENCIÓN EN EL ÁMBITO FAMILIAR
  • Asesoramiento parental: límites, separaciones, procesos de duelo y/o enfermedad.
  • Terapia de pareja.
ATENCIÓN Y ESTIMULACIÓN PRIMARIA
  • Estimulación y potenciación de las capacidades cognitivas.
  • Orientación sobre las ventanas de desarrollo.
  • Retraso en el desarrollo.

¿Cómo funciona el servicio de psicología infantil y juvenil?

En primer lugar, debes concertar una cita telefónicamente y te citaremos para venir al centro. La primera sesión siempre se realiza con las personas responsables del niño.

Durante esta primera visita hablaremos un poco del motivo de consulta y trataremos de hacer un pequeño mapa de la situación. También os explicaremos nuestro método de trabajo y los términos y condiciones del servicio.

Las próximas 3 o 4 sesiones se hacen con el niño, con el objetivo de conocer con claridad cuál es la problemática que presenta, qué hace que ésta se mantenga, y recoger toda la información necesaria, teniendo en cuenta la perspectiva y la vivencia emocional del niño.

Trabajamos siempre desde la Práctica Centrada en la Persona, y cada intervención está diseñada especialmente para la persona que consulta.

La siguiente sesión será de coordinación con el centro educativo, ya sea presencial o telefónicamente, con el fin de tener una visión más amplia de la situación y hacer un trabajo coordinado, en caso necesario.

Finalmente, hacemos una sesión de devolución a los padres de nuestra percepción de la situación, ofrecemos pautas de actuación y una explicación de la terapia elegida para abordar el caso del niño o adolescente.